Cristina, Alfonsín y Camaño condenaron la represión a los docentes en Plaza Congreso


Envalentonado por la marcha de apoyo del 1A y el exitoso desalojo de un par de carriles en la Panamericana durante el pasado paro general, el Gobierno de Mauricio Macri acaso haya dado un paso  demás en su estrategia de “endurecimiento” para abroquelar al núcleo duro del votante PRO.

La represión desatada esta noche con gas pimienta y palos contra los docentes que intentaban montar una Carpa Blanca frente al Congreso, no sólo ofrece la desagradable imagen de policías con palos y escudos contra maestros con guardapolvo blanco, sino que además contradice el discurso que durante las largas semanas del conflicto docente bajó desde el poder: Abandonen el paro y reclamen por otras vías.

Como era previsible no pasaron muchas horas que los repudios empezaron a encadenarse. La más enfática fue la ex presidenta Cristina Kirchner que vía Twitter se dio el gusto de recordarle a Macri y los radicales -que han hecho de la defensa de la educación pública una bandera histórica- que ella se aguantó sin problemas la Carpa Blanca que le montaron en el mismo lugar contra su fallida reforma judicial.

Cristina incluso adjuntó notas de Clarín y fotos en las que se ve a Macri, Laura Alonso, Paula Bertol, Federico Pinedo, Patricia Bullrich, MIguel Angel Bazze, Eduardo Amadeo, Alfonso Prat Gay y Ricardo Alfonsín, sonrientes bajo la lona blanca de aquella carpa.

De todos los mencionados el único que salió a repudiar la represión fue Alfonsín, que hoy está raleado del círculo de decisiones y ha optado por el complejo camino de intentar posicionarse ideológicamente en la senda del radicalismo progresista de su padre, aunque sin romper con Macri.

“No hay razón para la violencia ejercida contra los docentes. Así no resolvemos los problemas”, se quejó el diputado radical.

Desde la oposición también se sumó a la condena la diputada massista Graciela Camaño: “Los excesos del poder siempre los paga el pueblo. Así empezó el kirchnerato, haciendo cualquier cosa mientras la claque aplaudía”, tecleo a toda prisa la diputada y agregó furiosa: “Sigan justificando todo, se van a arrepentir porque un día van a ir por ustedes”.

También el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza y una serie de intendentes peronistas como Bali Bucca, Verónica Magario, Ariel Sujarchuk y Mario Secco, entre otros, repudiaron la represión.

Anterior La AFA citó al representante de Edgardo Bauza y la salida del DT de la Selección es inminente
Proxima Funcionarios municipales participaron de acciones realizadas en todo Morón