Randazzo contestó con varias reuniones y se mostró decidido a jugar la interna “sea con quien sea”


Después del encuentro de algunos jefes comunales con Máximo Kircnher, Florencio Randazzo armó una seguidilla de charlas en un hotel de Buenos Aires. Habló de la necesidad de ir a internas para fortalecer al peronismo, aunque del otro lado vaya Cristina, y dijo que “acá el rival es Macri”. Antes había almorzado con Martín Insaurralde.

El NH Bolívar, reducto que supo utilizar mucho Daniel Scioli (de hecho allí esperó el resultado del balotaje), Florencio Randazzo se reunió este miércoles con dirigentes del PJ bonaerense. Pasaron por el hotel legisladores provinciales, intendentes de la Sexta sección electoral y un grupo de “sin tierra”.

Primeramente se juntó a comer con el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, quien en la noche del martes había participado de la cena encabezada por Máximo Kirchner, y aparece como un posible competidor del “Flaco” si llegara a producirse la interna en el FpV-PJ.

Después del almuerzo, el primer cónclave fue con diputados y senadores de la Provincia. Acompañado por los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham), Eduardo Bucca (Bolívar) y Gabriel Katopodis (San Martín), el ex ministro recibió en primer término a legisladores de la Provincia.

Se sentaron en torno a la mesa: Patricio García, Norberto García, Fernando Moreira, Alejandro Urdampilleta, Carolina Selagowski, Mónica López, Héctor Vitale, Hernán Doval, Liliana Pintos, Valeria Amendolara, Marcelo Feliú, Mariano San Pedro, Manuel Elías, Andrés Quinteros, Patricia Cubría y Ricardo Moccero.

Luego fue el turno de los intendentes de la Sexta sección, y al cónclave concurrieron Alejandro Acerbo (Daireaux), Hugo Corvatta (Saavedra), Marcelo Santillán (Gonzales Chaves), Alfredo Fisher (Laprida) Julio Marini (Benito Juárez), David Quintana (reemplazante de Marcos Fernandez, de Monte Hermoso), y Roberto Alvarez (Tres Lomas). Avisó que no podía concurrir por encontrarse de viaje el alcalde de Guaminí, Néstor Alvarez

La última reunión del día fue con dirigentes de distritos donde no gobierna el peronismo.

En cada uno de los encuentros, Randazzo les dio a los concurrentes la plena seguridad de que jugará como candidato en las legislativas de este año, se mostró receptivo hacia sectores que por ahora no lo acompañan, y habló de la necesidad de ir a una interna para “fortalecer al peronismo”.

En ese sentido, el ex funcionario nacional aclaró que competirá con quien sea en las primarias: “Si es contra Scioli será con Scioli y si es contra Cristina será con Cristina”, dijo el dirigente de Chivilcoy. También aseguró que “no hay que temerle a las primarias, ni confundir el enemigo, acá el enemigo es (Mauricio) Macri.

Anterior Festa: “venimos advirtiendo a la provincia de Buenos Aires que está habiendo mucha necesidad en nuestros barrios”
Proxima María Eugenia Vidal y Esteban Bullrich se mostraron juntos en acto con impronta electoral