CÓMO OPERAN LOS “TRAPITOS” EN RAMOS MEJÍA


Los conocidos “trapitos” son uno de los mayores problemas para los vecinos de Ramos Mejía que para estacionar su auto cerca de su propia casa, en muchas ocasiones deben pagar un monto determinado ante el miedo a la negativa y a las represalias que estas podrían generar. El “tarifario” de precios depende del lugar en el que se estaciona, increíblemente, el costo ya parece establecido y común para todos.

Ramos Mejía se destaca por sus boliches, bares, pubs y restaurantes, una ciudad llena de vida por las noches, una ciudad en la que se concentra gran cantidad de gente, una zona en la que los trapitos hacen y deshacen a su antojo.

El reclamo siempre es el mismo, la falta de lugar para estacionar y el pago a un trapito por el “cuidado” del auto, pero en el peor de los casos son los propios dueños de hogares y departamentos de la zona los que terminan pagando un monto para estacionarse cerca de sus hogares.

Hartos de esta situación y ante la repetida ceremonia de pago, los vecinos se sorprenden al observar que hay un espacie de “tarifario” ya establecido dependiendo del lugar donde se estaciona. Es así que el estacionamiento sobre Rivadavia dependerá de la intersección y el boliche de la zona. Por ejemplo, en Rivadavia y Rondeau se paga $60, mientras que en el cruce de la Avenida con Sargento Cabral se puede llegar a pagar $100.

Sobre la Avenida de Mayo, traza repleta de edificios y locales gastronómicos “el valor” del estacionamiento cuidado ronda los $60, mientras que sobre Presidente Perón (Ex gaona) y su inmediaciones, se puede pagar $50.

El local gastronómico “El club de la Milanesa”, La Plaza Mitre, “Cuarto Express” o “Valinor”, son otros de los puntos recabados por los vecinos, en los que se abona entre $50 y $60 para estacionar.

Seguramente cada uno de los vecinos tendrá una historia para contar, un monto que puede superar estos números o una historia de las consecuencias de no pagar, lo cierto es que es una realidad que existe y que los vecinos viven día a día.

Con la idea de terminar con estas extorsiones los vecinos llevan adelante una campaña de visibilización del problema y de denuncia en la comisaría ante este tipo de hechos. Por lo que se exige que todos los vecinos que sufren este problema lo denuncien en la comisaría de Av de Mayo con el fin de poder tener un relevamiento de las denuncias y para que de esta manera el accionar sea más rápido y eficiente.

Anterior Vidal insiste en que el rechazo docente es por “cuestiones políticas” y que “los chicos son rehenes”
Proxima MORÓN REALIZARÁ UNA CAMPAÑA DE PREVENCIÓN CONTRA EL CÁNCER DE CUELLO UTERINO