CÁMARAS DE SEGURIDAD EN COLECTIVOS: “CON LAS CÁMARAS NO PREVENIMOS”


Luego de que se conociera en los últimos días que desde el Gobierno Nacional se llevará adelante una campaña para colocar cámara de seguridad en todas las unidades que recorren el área metropolitana de Buenos Aires. La medida que es un paso adelante contra el delito es celebrada, pero hay quienes opinan que no se trata de una jugada que no servirá para prevenir. Conocé la opinión de los trabajadores.

La noticia de que los 19 mil colectivos que transitan a lo largo del conurbano y la Capital Federal contarán con cámaras de seguridad para prevenir los hechos de delitos violentos a bordo, a pasajeros y choferes principalmente fue mirada con buenos ojos ante una realidad que castiga y en la que brota violencia por todos los poros.

Las voces son encontradas ya que hay quienes exigen medidas de prevención no ven en la puesta en funcionamiento de la cámara una solución. “Nosotros vemos que el estado te tiene que brindar seguridad, a los choferes y los pasajeros, eso es tarea del estado, con las cámaras no prevenimos. Se debería hacer operativos sorpresa o subir a los colectivos a revisar, bajando la gente que corresponda”, reflexiona Sergio Gauna, delegado de la línea 218.

La empresa 218 es una de las líneas con mayor cantidad de líneas que transita los diferentes rincones de La Matanza. En su gran flota de unidades cuenta con 3 autos que ya tiene la cámara instalada, si bien saben de la llegada de nuevas cámaras en un futuro no recibieron confirmación oficial hasta el momento.

Gauna es claro al señalar que los choferes particularmente son víctimas de diferentes situaciones de violencia todos los días, más allá de la trascendencia que pueden llegar tomar algunos casos. “Vivimos expuestos todos los días, con amenazas, robos, gente a le pegan culatazos, eso es cosas de todos los días, la sociedad esta violenta”, señala el delegado.

El último caso importante del que se toma registro en esta empresa es el de un chofer al que le cortaron la falange de una mano en el barrio La Loma de Laferrere. Recordando esta situación Gauna expresa que las cámaras no previenen y que todo debería estar apuntado en esa dirección, aunque se muestra resignado y desganado respecto de los avances que se pueden llegar a lograr en materia de seguridad.

Lo cierto es que las cámaras de seguridad que empezará a llegar a todas las líneas y que se pronostica cubrirán el total de las unidades en el 2018, son un paso adelante en la lucha contra los delitos dentro de los colectivos, aunque habrá que esperar que impacto tendrán sobre la prevención y la posibilidad de reducir delitos, para no solo ser espectadores de lujo de situaciones violentas.

Anterior ZABALETA ENTREGÓ UNA CAMIONETA AL TALLER PROTEGIDO PARQUE QUIRNO
Proxima DIETRICH Y MAXI CARIGLINO RECORRIERON LA OBRA DE LA RUTA 8