MERLO POST ELECCIONES: LA PELEA QUE SE VIENE ENTRE UNIDAD CIUDADANA Y CAMBIEMOS


Finalmente, en Merlo, el distrito que gobierna el cristinista Gustavo Menéndez, tendrá 6 nuevos representantes de Unidad Ciudadana, 4 de Cambiemos y 2 de 1País.

El intendente Gustavo Menéndez, con su hermana Karina como primer concejal, y Cambiemos, con David Zensich, se enfrentaron en las urnas. Ganó Menéndez con Unidad Ciudadana pero Cambiemos trepó más de lo que pensaba el jefe comunal y sumó un concejal. Incluso, se comparan los votos entre las PASO y las Generales entre Unidad Ciudadana y Cambiemos, la suma es desigual. Mientras que UC subió 1,6 % de los votos, Cambiemos llegó a agregar 5,7 %.

Pese a esto, Menéndez no sólo festeja sino que intenta ser el Presidente del Partido Justicialista Bonaerense. Pero sabe que se metió bajo las miradas de todos los intendentes peronistas. Si bien en 2015 le ganó la elección a Raúl Othacehé con el 52,56 % de los votos, ahora obtuvo el 43,54 %. Una diferencia de 9 puntos no pasa desapercibida en el peronismo. Encima, la candidata a senadora nacional, Cristina Fernández, sacó en Merlo el 49,49 %.

Menéndez quiere presidir el PJ pero sacó menos votos que en 2015, ahora menos que Cristina y entre las PASO y la Generales el que más sumó fue Cambiemos. Ahora tiene dos problemas: A) Se lanzó a Preidente del PJ Bonaerense, no llega y no sabe cómo retroceder; B) Cambiemos es la segunda fuerza en Merlo. A su vez, Cambiemos le ganó en San Antonio de Padua (lo que tiene lógica) pero también en Merlo Centro y subrió más de 6 % en Parque San Martín.

Con la gobernadora María Eugenia Vidal bajo el brazo ahora la estrategia de Cambiemos es sencilla: pelear hasta el 2019 y presentar un candidato fuerte a la Intendencia. Problemas para Menéndez. Si a esto le sumamos que Menéndez exhibió a su Secretario de Gobierno, Gustavo Soos, como primer senador provincial por la Primera Sección Electoral, Cambiemos lo empató con la elección de Aldana Ahumada como senadora bonaerense por la misma sección y distrito.

La correlación de fuerzas comienza a emparejarse. Y el sueño de Cambiemos es romper la frontera del segundo corredor urbano. Esta claro que cualquier intendencia del país se gana por un voto. No hay empate. Pero en términos de representación institucional, Menéndez perdía seis concejales y ahora los vuelve a reemplazar (metió seis) y aunque tendrá mayoría propia, Cambiemos, que tenía un bloque de tres concejales, pasó a uno de siete. Con esto sobre la mesa, lo espera el matancero Fernando Espinoza, Presidente del PJ en uso de licencia, para discutir sobre el futuro del partido.

Anterior VECINOS PROPONEN DIVIDIR LA REJA DEL RESTO DE MORENO
Proxima “EL AVANCE DE LA OBRA DE LA RUTA 4 ES CENTRAL PARA LOS VECINOS”, AFIRMÓ TAGLIAFERRO