ZONA OESTE : VAN A JUICIO SEIS INTEGRANTES DE UNA BANDA QUE COMETIÓ OCHO SECUESTROS EXTORSIVOS


Los hechos ocurrieron entre noviembre de 2015 y febrero de 2016 en la zona oeste del conurbano. La banda utilizaba un Volkswagen Vento color blanco para cometer los ilícitos.

La Justicia Federal de Morón pidió elevar a juicio la causa en la que seis hombres se encuentran acusados de participar en una serie de ocho secuestros extorsivos, que ocurrieron entre noviembre de 2015 y febrero de 2016 en distintos puntos de la zona oeste del conurbano, y se atribuyen a “La Banda del Vento Blanco”, ya que utilizaban un auto Volkswagen de ese modelo y color para desplazarse al momento de cometer los ilícitos.

 

El titular de la Fiscalía Federal Nº 2 de Morón, Carlos Hernán García, le solicitó al juez federal Martín Alejandro Ramos, la elevación a juicio de la investigación en la que están acusados Sergio Adrián Di Lello, Cristian Eduardo Díaz, José Luis Bazzi Coyra, Julián Alberto Di Nardo y los hermanos Juan Daniel y Fidel Francisco Castillo Coronel.

El fiscal federal García demostró que los seis imputados intervinieron en al menos ocho secuestros extorsivos y otros hechos delictivos. El primero de los hechos ocurrió el 6 de noviembre de 2015, cuando Díaz y Bazzi Coyra, junto a otras personas aún no identificadas, tomaron cautivo al dueño de un stud de caballos de carrera del partido de Hurlingham.

En el VW Vento Blanco, los captores lo llevaron, junto a un vecino al hombre y un empleado del lugar, al domicilio de la víctima, ubicado en la zona de Ituzaingó, donde se encontraba su mujer junto a su hijo de 6 años.

En la causa consta que dos de los secuestradores ingresaron a la vivienda y le exigieron a la mujer de la víctima que se comunicara con su padre y le exigiera dinero para la liberación de su marido.

Luego de sustraer dinero y cigarrillos del lugar, liberaron al hombre y se la llevaron cautiva con su hijo. Tras varios llamados se acordó el pago, que fue entregado por el marido y finalmente, los secuestradores liberaron a los dos hombres que iban en el baúl del auto, en la localidad de Ingeniero Budge, para también abandonar a la mujer y su hijo en Ciudadela.

En base a las pruebas y testimonios colectados durante la pesquisa, el Fiscal Federal García requirió que Di Lello, Díaz, Bazzi Coyra, Di Nardo y los hermanos Castillo Coronel, sean sometidos a juicio oral.

El modus operandi se repitió, con ciertas particularidades en cada uno de los casos analizados. En este sentido, el Fiscal García en su requerimiento tuvo por probado que “en sus inicios y hasta que mantuvieron un enfrentamiento armado con personal policial, la banda utilizó un vehículo marca Volkswagen Vento de color blanco; sus integrantes, para perpetrar los hechos, contaban con varias armas de fuego con amplio poder intimidatorio (ametralladora y armas largas) que guardaban en un bolso que llevaban consigo”.

“En la mayoría de los casos, vestían de policía, con anteojos de sol puestos, gorras, con chalecos antibalas, contaban con dispositivos para captar la frecuencia policial y utilizaban para comunicarse con handies y/ o radios tipo Nextel”.

También se destacó que “la interceptación y sustracción ocurrían en horarios matinales y/o diurnos, siendo posteriormente trasladadas privadas de su libertad en el rodado de su propiedad al que se subían tres o más captores siendo que el rodado que utilizaban para interceptar iba de ‘apoyo’ y utilizaban diversos recorridos con las víctimas privadas de su libertado, siendo los caminos predilectos las autopistas Acceso del Oeste y Camino del Buen Ayre”.

Agregó que “en varias oportunidades utilizaron la localidad de Moreno como lugar de pago, liberación y/o sitio donde dejaban los automotores sustraídos a las víctimas”, al tiempo que destacó que “en la mayoría de los casos, los bandidos se apoderaron de los teléfonos celulares de las víctimas”.

Anterior NO HAY BANCOS HOY: SÓLO SE PODRÁN USAR LOS CAJEROS
Proxima LOS CRÉDITOS HIPOTECARIOS YA ESTÁN A RITMO DE 80.000 UNIDADES POR AÑO