JORNADA DE CONCIENTIZACIÓN EN HURLINGHAM POR EL DÍA MUNDIAL DE LA DIABETES


Hoy 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes en honor al aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina.

Myriam Arguello, presidente de ADIAFHUR adelantó: “Vamos a hacer una charla educativa, sobre todas las complicaciones que puede traer la enfermedad si no se cuidan y no hacen los pasos que tienen que seguir”.

Desde la Asociación hacen hincapié en la importancia de concientizar acerca de la enfermedad y entender que debe tratarse todos los días y es por eso que también asesoran en materia de alimentación, ejercicios físicos y hasta enseñan cómo inyectarse.

Para esta oportunidad un laboratorio les donó dos aparatos “que se lo vamos a dar a las personas que tengan la necesidad de hacerse los controles de glucemia. También tenemos material para entregar”.

“Este problema afecta a todos, desde la embarazada, los niños, por ejemplo mi hija nació así, hombres hay un montón. Hay que empezar por la obesidad, que genera diabetes y todas las complicaciones que trae” señaló Myriam.

La jornada será en conjunto con el equipo de adultos mayores del Centro de Jubilados Villa Alemania, ubicado en Los Patos 681, esquina Centenera, donde se desarrollará el evento que contará con la apertura a cargo de la Doctora Graciela Kyrik, de la salita de parque Quirno y luego habrá lugar para preguntas.

Por su parte, desde el Ministerio de Salud de la Provincia enumeraron los cuidados a tener en cuenta durante el verano:

  • Las personas con diabetes deben tener mayores cuidados durante el verano porque el calor puede provocar, entre otras cosas, deshidratación e influir en la absorción de las insulinas, con el riesgo de que se disparen peligrosamente los valores de azúcar en sangre.
  • Si la persona diabética cambia el tipo o la frecuencia de la alimentación o la actividad física en los meses cálidos, deberá comentárselo a su médico, porque es posible que requiera modificaciones en el tratamiento farmacológico.
  • Cuando los diabéticos no están bien tratados sufren un mayor riesgo de perder sensibilidad al dolor y al calor en sus pies. Por eso, viven expuestos a infecciones, ulceraciones y, como corolario, a las temidas amputaciones. Por lo tanto, los especialistas insisten en que para prevenir las lastimaduras la personas con diabetes no caminen descalzos. Conviene incluso que eviten las ojotas y que utilicen un calzado que cubra sus pies. También que les coloquen protector solar, para evitar lesiones solares y que mantengan el hábito de revisárselos a diario.
  • Antes de calzarse, deben observar que no hayan quedado dentro de las zapatillas o zapatos piedritas o arena que puedan raspar o lastimar la piel. En cuanto a la medicación, los referentes del Prodiaba recomendaron no guardar al sol la insulina o los medicamentos orales durante los viajes, porque los cambios de temperaturas pueden afectarlos.
  • Finalmente, si se viaja en avión, nunca hay que despachar la insulina. En cambio, habrá que llevarla a mano, en una conservadora portátil y a una temperatura de entre 2 y 8 grados, sin contacto directo con hielo o gel refrigerante.
Anterior PATOTA LO ASESINÓ A CUCHILLADAS PARA ROBARLE UN VINO
Proxima EL GOBIERNO DE MORÓN ENTREGÓ DIPLOMAS A 120 NUEVOS GUARDAVIDAS