LOS INTENDENTES PERONISTAS AHORA APUESTAN POR EL VOTO ELECTRÓNICO PARA SALVARSE DEL ‘HURACÁN VIDAL’


Entienden que el sistema actual favorecerá a la Gobernadora. También quieren desdoblar las elecciones. Los intendentes del peronismo empezaron a mirar con agrado la posibilidad de que el gobierno avance con el voto electrónico. Es que luego de años de defender el viejo sistema con urnas de cartón y boletas de papel, los alcaldes ven en las nuevas tecnologías una trinchera para no ser arrollados por el huracán electoral que encarna María Eugenia Vidal.

Los intendentes saben (y también lo saben en Cambiemos) que el efecto arrastre de Vidal en la próxima campaña podría hacer que el peronismo se quede sin intendentes en el Conurbano, su histórico bastión electoral.

En los despachos gubernamentales de La Plata la elección de 2019 está a la vuelta de la esquina. Por eso focalizan obras hacia aquellos distritos donde todavía gobierna el peronismo y el dispositivo comunicacional se ocupa de dejar en claro que es Vidal quien bajó esas obras a los barrios más postergados. En el peronismo, sumidos en un readomodamiento interno que se extiende demasiado, quedan sin espacio para poder capitalizar esos trabajos.

Por eso, algunos intendentes se suman a una posible reforma electoral que deje atrás el sistema de boletas de papel e imponga el voto electrónico. Un punto los excita en particular: en el voto electrónico la primera pantalla que aparece es la local y es ahí donde creen que pueden hacer frente a la imagen de la Gobernadora.

El ariete de esta estrategia fue el Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, quien apenas pasadas las elecciones primarias de agosto salió a defender la implementación de la boleta única electrónica que quiere Mauricio Macri.

El peronismo está en una encrucijada. No baja las banderas del viejo sistema para levantar la voz por el voto electrónico. También comenzará a proclamar la necesidad de desdoblar las elecciones. La idea es que sin las primarias, Presidente, Gobernador y legisladores se elijan en un momento del año. Y en otro se vote para elegir intendentes y concejales.

La jugada -osada- busca desenganchar por completo a Vidal del arrastre en los municipios. Un ejemplo en concreto que plantean los intendentes: En San Martín, Gabriel Katopodis pelearía de igual a igual frente a Santiago López Medrano (ministro de Vidal) y Rubén Eslaiman, el jefe de los diputados de Sergio Massa en la Legislatura.

Cambiemos gobierna ocho de los 26 distritos del Conurbano, pero en las elecciones legislativas de octubre, se impuso en otros cuatro (Tigre, San Martín, Hurlingham e Ituzaingó). Pero además tuvo buena perfomance en los otros 14 territorios logrando ingresar referentes importantes en los Concejos Deliberantes.

Anterior TRES DE FEBRERO: LOS SERVICIOS DE LA MUNI EN TU BARRIO
Proxima ITUZAINGÓ: HABRÁ ESTACIONAMIENTO MEDIDO LIBRE DURANTE EL PERIODO DE LAS FIESTAS