VECINOS EXIGEN SEGURIDAD TRAS FEROZ ATAQUE A SOFÍA


Sofía Liria es el nombre de la adolescente de 13 años que el miércoles 7 de diciembre pasado salió a tomar un helado en su barrio de la localidad de Villa Udaondo y fue víctima de un balazo en la cabeza al resistirse a que dos motochorros le robaran el celular. La niña se encuentra internada, con buen pronóstico a pesar de la complejidad del caso, mientras se procura dar con los autores del brutal hecho. Asimismo, los vecinos de la zona no detienen su reclamo de mayor seguridad, con efectivo policiales y patrulleros.

El violento hecho ocurrió cerca de las 21.30 de la mencionada jornada, en la heladería Acuarius, ubicada en la calle El Rancho al 3600 del partido de Ituzaingó. Tras el ataque, la joven fue derivada al Hospital Posadas, donde recibió todo tipo de tratamientos, que vienen funcionando, por lo que se registraron avances positivos.

Desde el comienzo, el hecho es investigado por agentes de la comisaría 3a. de Ituzaingó, en el barrio Las Cabañas, quienes trabajan a las órdenes de la fiscal María Laura Cristini del Departamento Judicial de Morón.

Asimismo, a poco de producido el ataque, familiares y amigos enviaron un pedido de cadena de oración a través de las redes sociales. Luego, se manifestaron por las calles de Villa Udaondo, tras lo cual dieron a conocer una serie de pedidos a las autoridades policiales y gubernamentales.

Los vecinos exigen a la Policía caminando en la Plaza de Ranchos en forma activa con actitud y mayor respeto hacia el vecino. También más recorridas de móviles policiales en Barrio Nuevo (sobre todo por las calles Del Cabestro, Ciudadela, Fitz Roy). Más cámaras de seguridad municipales. Cierre de la calle Del Cabestro hasta Autopista del Buen Ayre en forma definitiva (denunciado en varias oportunidades por ser una entrada y salida de delincuentes de distritos linderos).

En torno al último parte médico, el padre de Sofía indicó que le sacaron el respirador y le bajaron la dosis de los medicamentos que le estaban suministrando. Si bien es demasiado pronto para saber cómo va a reaccionar en las horas venideras, que se pueda valer por sus propios medios habiendo recibido una herida tan delicada es un dato alentador.

“Le acaban de retirar el respirador, le bajaron la medicación, abre los ojos, mueve las piernas, las manos, la fiebre va y viene, la presión se estabilizó. Es otro gran parte. Estoy muy contento, me pone muy feliz todo esto por toda la gente que nos está ayudando. Me enorgullece que sea mi hija y tan fuerte, y quiero que todo el mundo se entere de esta noticia”, contó Pablo, el papá de Sofía.

Anterior LA ALIANZA ENTRE VIDAL Y LOS INTENDENTES DEL NUEVO PJ, EXPUESTA EN UNA VOTACIÓN POLÉMICA
Proxima MORENO: MARCHARON POR UNA MUJER QUE DENUNCIÓ HABER SIDO VIOLADA Y GOLPEADA POR POLICÍAS