SE ESCONDIÓ PARA PROTEGER A SU HIJA DE UN MES Y MEDIO Y LA ASESINARON DE UN BALAZO


El lunes, antes de la medianoche, la alarma comunal alertó a todos en la cuadra. Enseguida los vecinos rodearon la casa de la esquina de Sófocles y Gandhi, donde una reunión navideña terminó en tragedia. Isabel Aguayo del Solar (35) murió después de que al menos cuatro personas entraran a robar a la casa de su hermana, donde cenaba con su familia. El cuñado de la mujer, Williams Ayala Luna (41), también resultó herido de un balazo en el brazo, aunque ayer estaba fuera de peligro.

Isabel y su hermana María Elena (29), que nacieron en Lima, Perú, compartían un terreno en el Barrio 25 de Mayo, de Moreno. Sus familias estaban reunidas en la vivienda de la menor de las hermanas. La mesa estaba llena: los siete hijos de María Elena y Williams, junto a Freddy Edinson Muñóz Cabello (45), la pareja de Isabel, y Zoe, la hija de ambos, una beba de apenas un mes y medio. Estaban en plena sobremesa cuando los sorprendieron.

“Sintieron un golpe fuerte en el portón de entrada y cuando fueron a ver ya estaban adentro. Forzaron también la puerta principal y se metieron. Pedían la plata y hubo una discusión, porque la familia intentó defenderse”, contaron los testigos.

“Dios no hay regalo más hermoso que el que me dieron en esta fecha tan especial de Navidad que mi hija Zoe, a la que amo con todo mi corazón”, fue el último posteo de Isabel, horas antes del desenlace fatal.

Según contaron los vecinos a Clarín, apenas se escucharon los tiros, alrededor de las 23, empezó a sonar la alarma que instalaron en el barrio, como medida contra los robos. Todos corrieron a ver qué había pasado y encontraron a la familia de Isabel desesperada.

Williams tiene un local de reparación y venta de teléfonos celulares, a dos cuadras de su casa, en Lamadrid y Pedro de Angelis. Tenía algunos de los aparatos en su casa, que fueron el botín de los asaltantes, junto a los 1.000 pesos que pudieron encontrar entre las víctimas. “El dueño de casa intentó defenderse, hubo un forcejeo y los delincuentes dispararon”, explicaron fuentes policiales.

Este martes esperaban el resultado de las pericias para determinar cómo fue que hirieron a la mujer. Creen que pudo correr a esconderse en el cuarto para proteger a su beba y por eso le tiraron o que el disparo que la mató iba dirigido a su cuñado. Isabel recibió un tiro en el pecho y murió antes de que llegara la ambulancia.

Los investigadores sospechan que los asaltantes sabían que el dueño de casa tenía una importante cantidad de celulares en su casa. Hasta el momento no hay sospechosos identificados.

“Es un barrio complicado, yo me mudé hace poco y escuché de muchos casos de asaltos en las paradas de colectivo o a los chicos cuando salen de la escuela. Entraderas así tan violentas como esta no recuerdo en el último tiempo, pero en cualquier lugar de Moreno pasa lo mismo. Es una zona de riesgo, ni los remises quieren entrar”, contó un vecino.

Anterior MERLO: A 5 MESES DEL ASESINATO DE AGUSTÍN Y NAZARENO ORGANIZAN UN FESTIVAL
Proxima A LO LARGO DEL AÑO, MORÓN SE POSICIONÓ COMO MUNICIPIO PRODUCTIVO