LOS TRABAJADORES DESPEDIDOS DE LA LÍNEA 503 CONTINÚAN SU LUCHA


La semana pasada ex empleados y vecinos de Merlo se movilizaron cortando la ruta en reclamo por las condiciones de los trabajadores y el “armado de causas”. El caso más resonante fue el de Horacio Acosta, despedido el 30 de octubre cuando se negó a realizar un recorrido que no conocía.

Acosta detalló su situación: “Hace 63 días que estoy en la puerta de la empresa con una carpa, desde que me echaron. El tema mío viene a consecuencia de que hay un brutal ataque al sector de los trabajadores y en eso estaba incluido yo” explicó Horacio quien tiene 32 años de trabajo en la empresa.

El conflicto comenzó cuando la Línea Ecotrans se desguazó y surgió la 503. A la hora del traspaso los trabajadores pidieron que se respetaran las condiciones, los puestos de trabajo y el convenio colectivo de trabajo, entonces firmaron un acuerdo donde todos se comprometían a respetarlo.

“En base a eso empezamos a trabajar. Las condiciones no eran ni las mínimas para desarrollar las tareas, todo era muy precario, ante ese desconocimiento en los puntos que acordamos decidimos parar hasta que se revierta eso, y cuando retomamos a trabajar empezamos con la persecución y armado de causas. En menos de un año perdimos muchos puestos de trabajo” denunció.

Cuando Horacio vio esta persecución decidió armar un cuerpo de delegados que defiendas los intereses de los trabajadores. “Cuando se dan cuenta me arman seis causas en una semana, me suspenden provisoriamente y me despiden, a partir del 30 de octubre quedo despedido en justa causa. Me había negado a ir a un recorrido que yo no conocía, pero yo en 32 años nunca tuve accidente, sumario, nada, un desempeño normal con mucha vocación y profesionalismo”.

“Me quedé sin laburo y no sabía qué hacer mi vida, entonces instalé una carpa con compañeros y gente que me apoyó. Me instalé y estoy hoy sin trabajo hace 73 días, no tengo respuesta de ningún lado, todos firmaron el acuerdo y no lo respetaron, me amaron causa, en cinco meses me sacaron 80mil pesos, desconocimiento de enfermedad. Ni siquiera el desempleo puedo reclamar porque dicen que estoy despedido con causa” agregó.

Su reclamo recibió el apoyo de figuras políticas como Romina del Plá, Néstor Pitrola, Jorge Altamira, quienes “me ayudaron a juntar un manguito porque yo vivo de la solidaridad de la gente. Acá inclusive cuando armé esta carpa también lo hice por mis compañeros que están adentro” afirmó Horacio.

A su vez, ratificó: “Necesito volver a trabajar porque me merezco mi trabajo y por él voy a pelear. Navidad y año nuevo la pase acá en la carpa, firme y convencido de que lo que estoy haciendo lo estoy haciendo bien. Se han parado los despidos y suspensiones. Han suspendido a un compañero y tuvo la iniciativa de encadenarse a la puerta porque no ve otra salida. Mucho atropello, compañeros enfermos que están trabajando con tratamiento psiquiátrico y tienen que venir medicados. Acá puede haber una masacre”

En cuanto a cómo afecta al servicio estos problemas, Acosta señala: “Esta con una precariedad terrible, los usuarios se enojan con los trabajadores, porque el servicio es malo” y finaliza: “No quiero perder esto, esto es mi vida, es la herramienta que me va a dar la dignidad para mi familia y acá voy a seguir, pasó acá en la carpa calor, lluvia, viento, pero no me van a mover, yo me siento más que contento con lo que estoy haciendo”.

Anterior EL GOBIERNO YA PUSO FECHA A LA APERTURA DEL AEROPUERTO DE EL PALOMAR
Proxima SE ANUNCIARON LOS 40 MIL BENEFICIARIOS DE LA LÍNEA CREDITICIA PROCREAR